Una de las industrias que más empleos genera en nuestro país es el sector Inmobiliario. A pesar de los golpes de las crisis como la de la pandemia de Covid-19, se mantiene estable y en pie.

Un mercado es el encuentro de la oferta y la demanda. El mercado inmobiliario es el mercado de transacciones inmobiliarias extrabursátiles en las que propietarios vendedores (oferta) y compradores (demanda) permutan bienes raíces por una consideración valiosa.

Sin embargo, el mercado inmobiliario incluye no solo la oferta y la demanda de estas propiedades, sino también muchas otras áreas importantes de la industria. En primer lugar, nos referimos al desarrollo inmobiliario, la inversión puede ser realizada por empresas o personas físicas y el financiamiento, es decir, el acto de permitir la adquisición o desarrollo de proyectos inmobiliarios.

Explicaremos la oferta y la demanda

Oferta inmobiliaria

Son los inmuebles ofrecidos en el mercado, se refiere a los terrenos y edificaciones o viviendas verticales.

Demanda Inmobiliaria

Los indicadores arrojan luz sobre la demanda de vivienda son los siguientes:

  • El crecimiento demográfico de la población y los hogares, así como su edad, son factores que determinan las necesidades de vivienda.
  • La estructura del hogar: la disminución del tamaño medio de los hogares por el envejecimiento de la población y la evolución de las estructuras familiares (convivencia) es un fenómeno que afecta a casi todos los territorios: con una población constante genera necesidades adicionales en vivienda.
  • Los ingresos, ya que la vivienda es el principal rubro del gasto de los hogares.

El valor de la vivienda

El mercado de suelo edificable es un factor que permite comprender los fenómenos de desarrollo urbano y difusión espacial.

El valor de la tierra es a menudo el determinante más importante del cambio en el precio de un proyecto de construcción. Para un edificio equivalente, los costos varían poco según la región.

Por tanto, el precio de la tierra es el componente más territorial de los costos de los mercados de tierras y, por extensión, de los nuevos mercados inmobiliarios.

Dinamica del mercado inmobiliario

  • Tensión en el Mercado
    En materia de vivienda, la tensión de un mercado inmobiliario local se define por el nivel de adecuación de un territorio entre la demanda de vivienda y la oferta de vivienda disponible.

    Se dice que un área es “escasa” si la oferta de viviendas disponibles no es suficiente para satisfacer la demanda (en términos de volumen y precio).
    Por el contrario, un área se relaja si la oferta de vivienda es suficiente para cubrir las necesidades de vivienda.
    Si el principio de adecuación de la oferta y la demanda puede parecer fácil de identificar para caracterizar la tensión de un mercado, los indicadores que permiten medirlo no existen como tales.
  • Expansión urbana
    La expansión de las ciudades sobre el campo, o expanción urbana, es un fenómeno que opera en todo el territorio, pero que puede presentar distintos grados de intensidad de una zona a otra, impulsada por un componente demográfico.
  • Costo total de adquisición
    Los análisis del mercado inmobiliario, especialmente aquellos destinados a observar la propiedad de vivienda, a menudo se centran en el costo de adquisición.
    Sin embargo, también es interesante analizar los costos adicionales que se le pueden agregar. Se pueden citar, en particular, los costes de los desplazamientos de los hogares que se establecen a cierta distancia de las ciudades o los costes de calefacción de los hogares que adquieren viviendas antiguas.

Mercado Inmobiliario en México

Al entrar al 2022 el mercado inmobiliario tiene una nueva oportunidad de recuperarse en algunos subsectores y en otros mantenerse o crecer. La pandemia se ha mantenido y esto ha hecho que exista incertidumbre en el sector, ya que la economía de los mexicanos e inversionistas se ha visto afectada.