La digitalización, avanza a una velocidad cada vez mayor, está cambiando fundamentalmente la economía y la sociedad. Un estudio reciente lo deja claro: aquellos que se pierdan la transformación digital se quedarán atrás en el nuevo mundo.

Todas las áreas de la vida y los mercados se ven afectados por la transformación digital, desde la movilidad hasta la educación y la atención médica. Para muchos, “Industria 4.0” ya se considera la palabra clave para una nueva revolución industrial digital.

Revolución Dgital

El Internet de las Cosas y el big data como elementos centrales

Dos elementos esenciales representan la siguiente etapa de la revolución digital en la creación de valor industrial: la comunicación entre máquinas (Internet de las Cosas) y el análisis inteligente de grandes cantidades de datos (Big Data). Por lo tanto, las nuevas aplicaciones digitales permiten cada vez más a las empresas fuera de la industria ingresar a mercados previamente distribuidos y cambiar las estructuras establecidas. Por lo tanto, los viejos modelos de negocios están bajo una presión masiva.

En el futuro, ya no será posible clasificar claramente quién es consumidor y quién es productor. En la “economía compartida”, los consumidores suelen ser productores al mismo tiempo que ofrecen sus bienes de consumo a otros para uso compartido. También hay signos de cambio cultural: la propiedad se está volviendo menos importante y las posibilidades de uso están ganando importancia.

Industria 4.0 como cuarta revolución industrial

Los cambios estructurales fundamentales no son nuevos. Sin embargo, los períodos durante los cuales tienen lugar las revoluciones son cada vez más cortos. El término “Industria 4.0” es sinónimo de la cuarta etapa de la revolución industrial digital.

Según el estudio, la nueva economía digital creará mercados que operarán según el principio de “el ganador se lo lleva todo”. La velocidad se está convirtiendo en un importante factor de éxito para emprendedores y empresas.

Nuevas oportunidades para la economía.

El cambio digital trae nuevas dinámicas, por ejemplo, a la industria automotriz y al mercado de la movilidad. Diseñar redes de transporte, ofrecer modelos de compartición y asegurar un equipamiento digital sofisticado son aspectos decisivos para la viabilidad futura del sector de la movilidad.

Además, la impresión 3D es una tecnología con un gran potencial de crecimiento en el contexto de la digitalización. Los planos impresos digitalmente se pueden utilizar para producir bienes localmente, por ejemplo, productos preliminares, bienes de capital y bienes de consumo.

El sector financiero tampoco se libra de la digitalización.

Promoviendo el cambio digital

La economía mexicana está fundamentalmente bien posicionada para el cambio digital. Un elemento esencial de la industria mexicanaes la capacidad de adaptarse rápida y completamente a los cambios estructurales globales. La digitalización marca una nueva megatendencia.

Sin embargo, existen debilidades, especialmente en la infraestructura digital y el desarrollo de software. La velocidad de adopción e implementación de ideas y conceptos tampoco es una característica universal de la economía mexicana. El freno mental a la innovación debe superarse urgentemente en Alemania, de lo contrario, las buenas ideas técnicas alemanas buscarán financiación y ubicación en otros lugares.

Sigue nuestro Blog para más información o ve a Nuestro Facebook y entérate de más noticias y tips.